Los huecos de tu currículum, ¿cómo explicarlos?

los huecos en tu currículum

Descansos laborales para fomentar la creatividad

Hace unos meses una amiga me pidió consejo para decidir si se tomaba un año de excedencia para cuidar de su hijo. Poco después una persona con la que estaba trabajando me dijo que necesitaba “parar” profesionalmente, tenía dinero ahorrado y le gustaría recorrer el mundo con una ONG. El estrés diario, la monotonía y falta de objetivos claros le estaban restando creatividad, algo fundamental para seguir rindiendo en su trabajo. Los dos tenían algo en común, les preocupaba cómo podrían justificar estos «huecos» en sus carreras.

Hoy en día un currículum aparentemente perfecto y consecutivo en las fechas de inicio y fin de unos roles a otros, es cada vez más inusual. ¡Esto es muy buena noticia! La tendencia es tomarse voluntariamente tiempo libre, permisos para cuidar de tus hijos o de un familiar enfermo o simplemente tiempo para formarte, focalizar o desconectar. Por otro lado, la crisis económica que hemos dejado atrás ha obligado a muchos empleados a reinventarse o buscar un nuevo trabajo.

Lo que está claro es que después de muchos años de proyectos, estrés, horarios y reuniones interminables, este deseo de “parar” y recuperar tiempo libre está presente en muchos empleados. Además, los nuevos modelos de trabajo en equipo y la transformación digital que nos demandan cada vez más creatividad para desempeñar nuestro trabajo, dan como resultado descansos imprescindibles para muchos directivos y empleados. Sin duda, el hecho que más frena para lanzarse a esta nueva tendencia, es cómo explicar posteriormente estos descansos sin que sean mal vistos en el mercado laboral.

Consejos para explicar los descansos

No te preocupes, no intentes ocultar los espacios y tampoco explicar o justificar en detalle. Lo importante es demostrar que las decisiones para el descanso se han tomado de forma responsable por una razón concreta de la que has sacado más beneficio personal y profesional que si no lo hubieras hecho.

Estas ideas que propongo pueden ayudarte a exponer con claridad en tu currículum estos huecos. No obstante, debes preparar con detalle los beneficios que te ha aportado esta experiencia con el fin de trasmitir al entrevistador que tu decisión fue la mejor y que has aprovechado ese tiempo.

Antes de ponerte a redactar el currículum, párate a pensar con detalle en las razones que te han llevado a tomar esa decisión. Tanto si ha sido de forma voluntaria por agotamiento metal, estrés o cuidado de tus hijos, como si ha sido por causa de la afamada crisis económica. Escribe en un folio esas razones y piensa en que ha mejorado tu vida personal y profesional, qué has ganado y qué beneficios te aportado, qué nuevos conocimientos, competencias, habilidades y destrezas has desarrollado. Seguro que recuerdas el famoso anuncio de Coca- Cola dónde una madre tras un largo parón profesional buscar trabajo pero le piden referencias y es su hijo quien acude hablar con el futuro empleador para detallar las destrezas, habilidades y competencias que su madre ha desarrollado durante estos años.

Frases y enfoques para explicar tus razones

Desempleo,  explícalo con los siguientes términos:  en búsqueda activa de nuevos retos y proyectos profesionales, nueva orientación profesional, trabajo como autónomo o freelance o en periodo de nueva formación.

Si llevas más de 6 meses desempleado, debes explicarlo y no dejes de mencionar si la decisión fue voluntaria (puedes aprovechar aquí para explicar la razón y esos beneficios que ha aportado a tu vida), las nuevas habilidades y competencias que has desarrollado,  y la oportunidad que te ha brindado esta situación para afrontar nuevos retos profesionales. Para ello puedes incluir la nueva formación que has adquirido, periodo de reorientación, pequeñas colaboraciones o trabajos de voluntariado.

Cuidado de hijos o familiar enfermo: excedencia para cuidado de hijos, familiar enfermo, permiso de paternidad o tiempo para la educación de mis hijos

Esta es una de las causas más comunes y es una razón totalmente comprensible y natural que además, bien explicada puede servir de ejemplo para muchos profesionales. Cuando se para profesionalmente para cuidar de tu hijo/hijos o de un familiar enfermo, no tiene que ser sinónimo de “abandonar” una carrera profesional. Muchas personas aprovechan este tiempo para formarse o reinventarse. Conozco algunas madres y padres que les ha dado tiempo ha estudiar una nueva titulación universitaria y otros han desarrollado su propio proyecto profesional. Todo esto tiene un gran valor en tu currículum si sabes explicar los logros que has conseguido durante todo este tiempo. En este vídeo tienes un ejemplo de lo importante que es esta explicación.

Circunstancias personales, defiéndelo como tiempo libre debido a circunstancias familiares/ personales

No es necesario explicar más. La enfermedad o muerte sobrevenida de algún familiar cercano puede ser causa suficiente para “parar” profesionalmente y recomponerse antes de volver a la estresante vida laboral. Algunas veces nos olvidamos de “lo más importante” y cuando queremos darnos cuenta, es demasiado tarde y el tiempo que no hemos invertido antes lo tenemos que invertir después en equilibrar emocionalmente nuestra vida. Es un proceso totalmente natural que se puede explicar en la entrevista de trabajo con total normalidad.

Año sabático, debes  traducirlo como descanso para viajar, dar la vuelta al mundo, descanso para mi familia, des-conexión profesional o descanso voluntario en busca de creatividad.

Esta causa voluntaria de parón profesional empieza a ser cada vez más frecuente. En muchos países esta altamente valorado y algunas compañías empiezan a incluir esta opción dentro de sus paquetes retributivos como atractivo para la atracción y retención del mejor talento. Afortunadamente estas compañías empiezan a darse cuenta de los beneficios que aporta a sus mejores empleados permitirles “desconectar” para volver a “conectar” con más fuerza.

Por último, quédate con estos cuatro puntos:
  1. Evita mentir y aborda el tema con naturalidad y confianza en ti mismo
  2. Incluye en el currículum todo lo positivo que te ha enriquecido esta experiencia, tanto en lo personal como en lo profesional.
  3. Incluye todo lo que has hecho durante este tiempo, sobre todo resalta trabajos temporales y voluntarios e incluso si has sido mentor de otra persona o has emprendido tu propio negocio.
  4. No dejes nunca de formarte.